10 consejos para lidiar con la depresión posparto

Muchas mujeres sufren depresión después del parto (DPP), aunque muchas sufren depresión ya durante el embarazo. Un estudio publicado en junio en la revista Maternal & Child Nutrition descubrió que casi el 10 por ciento de las mujeres sufren depresión postparto. 

Las mujeres que sufren una DPP suelen ser las más vulnerables. Si estás pensando en tratar esta condición, o si estás cuidando a alguien que la padece, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán.

Cada mujer puede tener una crisis postparto. Muchas veces, esta es el punto más importante en la vida de cada mujer. La depresión puede ser un problema que se vuelve inútil de resolver. Pero, ¿qué hacer para sanarla? Y, muy particularmente, ¿qué hacer si hay un bebé con ella?

Presentación de un caso de depresión posparto en video

El mayor error es creer que no se puede estar deprimida después de tener un bebé. Yo diría que sí, pero hay que aprender a controlarla. Yo pude controlarla con la ayuda de la medicación y la terapia. Diría que la depresión es algo muy normal después del parto.¡Busquen ayuda! La depresión puede hacer que te sientas cansada y agotada.A veces puede hacerte sentir como si tuvieras un bebé pero no físicamente. ¡Es importante tener ayuda! Puedes hablar con tu médico sobre los antidepresivos o el asesoramiento. También puedes buscar ayuda a través de los recursos de la comunidad, como los grupos de apoyo al embarazo. 

Si quieres dar a tu nuevo bebé un comienzo saludable en la vida, o si has tenido un embarazo difícil, nunca es demasiado pronto para buscar ayuda. Puedes hacerlo ahora mismo, sin esperar a que nazca tu bebé.

Comprobarás que tu estado de ánimo se eleva, tus niveles de energía aumentan y tu piel brilla. Este estado requiere y necesita de una gran dosis de responsabilidad emocional de tu pareja.

Podría Interesarte...  Depresión prenatal: Síntomas, tratamiento y pronóstico

Es un buen momento para empezar a tomar decisiones más saludables para ti. De hecho, un estudio publicado en el New England Journal of Medicine descubrió que, aunque la mayoría de las mujeres puérperas dicen sufrir una depresión leve, es menos probable que busquen tratamiento si su bebé aún no tiene dos meses. Esto se debe, en parte, a los cambios hormonales que se manifiestan en el puerperio.

Mamá y bebé con depresión posparto

Sabemos lo estresante que puede ser superar las primeras semanas de vida de un recién nacido. De hecho, la mayoría de las madres experimentan alguna forma de depresión posparto. La DPP es un trastorno grave del estado de ánimo que se produce durante el primer año después del parto. El estado de ánimo de la madre puede cambiar bruscamente y su apetito puede disminuir. Puede tener dificultades para dormir y sentirse abrumada.

Síntomas: ¿Cómo reconocer la depresión posparto?

La depresión posparto es un trastorno muy común entre las nuevas madres. Los síntomas de la tristeza posparto son: llanto, irritabilidad, tristeza, ira, ansiedad, fatiga, problemas para dormir y dificultad para concentrarse. Estos síntomas no son graves y suelen desaparecer en pocas semanas. Puedes ayudar a tu pareja a sobrellevar la melancolía del bebé dándole apoyo y tranquilidad.

La depresión posparto puede reconocerse cuando una mujer que acaba de dar a luz experimenta una tristeza, ansiedad o irritabilidad extremas. Puede sentirse culpable y tener problemas para dormir. También puede tener problemas para establecer un vínculo con su bebé.

¿Cuáles son los síntomas típicos?

La depresión posparto es una afección que se produce después del parto. No es una enfermedad, sino una condición temporal. La mayoría de las mujeres que la padecen no saben que la sufren. Hay muchos signos de depresión posparto, entre ellos:

  • Sentirse triste o deprimida durante al menos dos semanas después del nacimiento del bebé.
  • Un cambio repentino en el estado de ánimo y el nivel de energía.
  • Cambios en el apetito, el sueño y el interés por las actividades.
  • Pérdida de interés por el sexo.
  • Pérdida repentina de interés por el trabajo, la escuela o las actividades sociales.
  • Sentimientos de culpa o inadecuación.
  • Irritabilidad y ansiedad.
  • Cambios en sus hábitos alimenticios.
  • Aumento repentino de la necesidad de dormir.
  • Pensamientos de hacer daño al bebé.
  • Pérdida de interés por el cuidado del bebé.
  • Pérdida de interés por las relaciones sexuales.
  • Cambios en su apariencia.
  • Cambios en su capacidad de pensar con claridad y concentrarse.
  • Pérdida de interés por su apariencia.
  • Pensamientos de hacer daño al bebé.
  • Cambios en su capacidad para controlar sus emociones.
  • Un cambio repentino en su comportamiento.
Podría Interesarte...  Fibromialgia: 10 Nuevos tratamientos que generan esperanza

¿Quiénes están en riesgo de sufrir depresión post parto?

La depresión durante el puerperio es común en las nuevas madres. Se calcula que una de cada diez madres recientes la padece. Hay ciertas cosas que pueden aumentar el riesgo de depresión posparto. Entre ellas se encuentran:

  • Tener antecedentes de depresión o ansiedad.
  • Un historial de depresión posparto.
  • Ser madre primeriza.
  • Tener más de 30 años.
  • Si tiene alguno de estos factores de riesgo, debe hablar con su médico sobre cómo controlar sus síntomas.

Causas de la depresión puerperial

La depresión posparto está causada por los cambios hormonales que se producen después del parto. Estos cambios hormonales pueden hacer que la mujer se sienta deprimida y de mal humor. Es importante recordar que estos sentimientos suelen desaparecer por sí solos en unos pocos meses. Si cree que puede estar experimentando este problema, póngase en contacto con su médico inmediatamente.

¿Qué se puede hacer al respecto?

La depresión posparto es un problema muy real al que se enfrentan muchas mujeres después de tener un bebé. Aunque no es fácil de afrontar, hay formas de ayudar: es importante cuidarse y tratar de dormir. También es importante pasar tiempo con la familia y los amigos. Puede ser útil hablar con un médico sobre cómo te sientes.

Prevención de la depresión durante el puerperio

Aquí hay algunos consejos para ayudarle a prevenir la depresión posparto:

  1. Hable con su médico sobre los síntomas que está experimentando.
  2. Haz mucho ejercicio.
  3. Cuídate emocionalmente.
  4. Come bien.
  5. No te rindas. Cuídese emocionalmente.
  6. No se dé por vencida.
  7. Busque el apoyo de amigos y familiares.
  8. Hable con su pareja.
  9. Busque ayuda profesional si es necesario.

Tratamiento de la depresión posparto

Existen varios tratamientos para la depresión posparto. Las mujeres que sufren depresión posparto deben buscar ayuda profesional lo antes posible. Cuanto antes reciban el tratamiento, más eficaz será.

¿Qué pasa con la lactancia materna?

La lactancia materna en la depresión posparto puede ayudar a la depresión. La lactancia ayuda a la producción de hormonas como la oxitocina y la prolactina. Estas hormonas ayudan al cuerpo a sentirse más positivo y feliz. También puede ayudar a crear un vínculo con el bebé.

¿Estás preparada para cuidar a tu recién nacido?

No es raro que las mujeres se sientan tristes, ansiosas o irritables después de dar a luz. El bebé puede llorar más y estar inquieto. Algunas madres se sienten culpables o deprimidas debido a los cambios en su cuerpo. Durante las primeras semanas después del parto, las madres pueden tener problemas para dormir y sentirse agotadas. También pueden tener problemas para establecer un vínculo con el recién nacido. Debes llamar a tu médico si tienes alguno de estos síntomas.

Podría Interesarte...  Depresión psicótica: síntomas y tratamiento

¿Estás preparada para volver al trabajo?

Si vas a volver a trabajar después de una depresión posparto, es importante que sepas que es algo bueno. La vuelta al trabajo después de haber sufrido una depresión posparto tiene muchas ventajas. He aquí algunas de ellas. Te da la oportunidad de sentirte útil. Le da una sensación de logro. Te permite ganar dinero. También puede ayudarte a recuperar tu vida. Te ayuda a salir de casa. También puede ayudarte a recuperar el contacto con los amigos y la familia.

De cualquier modo, debes saber que la vuelta al trabajo después de una depresión posparto puede ser muy difícil. Debes asegurarte de que cuentas con el apoyo de tu empresa y de tu familia, así como de que no te sientes culpable por volver al trabajo. Es importante recordar que no estás sola y que hay muchas personas que comprenden lo que estás pasando.

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse?

La depresión posparto suele empezar entre cuatro y seis semanas después del nacimiento del bebé y dura aproximadamente un año. Puedes esperar sentirte deprimida durante unos meses después del parto. Sin embargo, no debes sentirte culpable por sentirte así. Es normal sentirse deprimida después de dar a luz. Además, si tienes ganas de suicidarte, debes buscar ayuda médica.

Preguntas y respuestas sobre la depresión posparto

¿Cuál es su consejo para las mujeres embarazadas que están deprimidas?

Las mujeres embarazadas que están deprimidas deben acudir al médico inmediatamente. Es muy probable que su depresión empeore durante el embarazo y después del parto. Algunos estudios demuestran que la depresión posparto afecta a entre el 10 y el 20% de las nuevas madres.

¿Qué se siente al ser una nueva mamá?

Es una experiencia muy especial y maravillosa. La mayoría de las madres dicen que sienten más amor del que pueden expresar por su nuevo bebé. Es un sentimiento muy natural que la mayoría de las mujeres experimentan tras el nacimiento de su hijo. Sin embargo, si estás experimentando una DPP (depresión posparto), es importante que busques ayuda lo antes posible.Hay muchos otros signos de DPP, pero estos son los más comunes. Si tú o un ser querido estáis experimentando alguno de estos síntomas, es importante que busquéis ayuda de inmediato.

¿Qué consejo tiene para las madres?

Si tienes un buen sistema de apoyo, rodéate de gente positiva, sana y dispuesta a ayudarte. Si tienes problemas, acércate a tus amigos y familiares y habla con ellos de tus sentimientos y tus preocupaciones.

Sobre el autor:

Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Kennedy, Buenos Aires, Argentina. También tengo un postgrado de especialización en clínica psicoanalítica. Además, completé un postgrado en Clínica Sistémica en Alternativa Sistémica, Dirigida por el Dr. Jorge Rocco. Tengo estudios de teología donde he alcanzado una Diplomatura en Teología por la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, Buenos Aires, Argentina. En mi práctica clínica realizo un trabajo de síntesis psicológico-filosófico y espiritual, a través de la teología cristiana, que me ayuda a realizar un abordaje integral de la problemática y los padecimientos del ser humano.

Lic. Myrian Pereyra

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}