Responsabilidad afectiva: 10 formas de sanar tus relaciones

Se cree que el concepto de responsabilidad afectiva tiene su origen en el filósofo Emmanuel Levinas. En su obra, Levinas aborda la idea de que la ética se basa en una relación entre dos personas, más que en principios abstractos.

Llama a esta relación un "intercambio de rostros". En este intercambio, la otra persona no es sólo un objeto sobre el que hay que actuar, sino un sujeto por derecho propio.

Levinas cree que es este encuentro con el otro el que crea en nosotros un sentido de responsabilidad, pues ya no podemos simplemente ignorar o descartar a la otra persona.

Llegamos a verlos como alguien con su propia historia y experiencias únicas, y nos vemos obligados a responderles con amabilidad y compasión.


Tabla de Contenidos

¿Cuál es el concepto de responsabilidad afectiva?

El concepto de responsabilidad afectiva o emocional se refiere a nuestra capacidad para comprender y tener en cuenta los estados emocionales de nosotros mismos y de los demás a la hora de tomar decisiones. Es decir, se funda en nuestra capacidad de ser responsables afectivamente.

responsabilidad afectiva en la pareja

Ser responsables afectivamente trata de ser conscientes del impacto que nuestras palabras y acciones tienen en los demás, tanto de modo positivo como negativo, y de esforzarnos por actuar de forma considerada con todos los implicados.

La responsabilidad afectiva en las relaciones afectivas es especialmente importante en las relaciones estrechas, en las que el intercambio de emociones puede ser tan poderoso como potencialmente perjudicial.

Hacerse cargo: Depende de nosotros ser conscientes de cómo nuestras palabras y acciones pueden afectar emocionalmente a la otra persona, y trabajar para crear un entorno en el que ambas personas se sientan seguras y escuchadas.

¿Qué es la irresponsabilidad afectiva o emocional?

La irresponsabilidad afectiva o emocional puede definirse como la incapacidad de experimentar o comprender la emocionalidad y la consiguiente incapacidad de relacionarse emocionalmente con los demás. Esto puede manifestarse de diversas maneras, entre otras:

Formas de manifestarse la irresponsabilidad emocional
  • Dificultad para conectar con los demás.
  • Incapacidad para mantener relaciones.
  • Volatilidad o inestabilidad emocional.
  • Emocionalidad excesiva (llanto, drama, etc.).
  • Incapacidad de sentir empatía o compasión por los demás.
  • Incapacidad de asumir la responsabilidad de las propias emociones o sentimientos.
  • Dificultad para aprender a hacernos cargo de las propias emociones.
Resumiendo

Una de las mejores maneras de hacernos cargo de nuestras propias emociones es ser más conscientes de ellas.

Esto se puede hacer de varias maneras, como llevando un diario en el que registre sus estados de ánimo y sus sentimientos, o simplemente prestando atención a lo que ocurre dentro de su cuerpo cuando surgen determinadas emociones.

Otra herramienta útil es la meditación de atención plena, que nos ayuda a ser más conscientes de nuestros pensamientos y sentimientos a medida que se producen en el momento presente.

Este tipo de práctica meditativa nos enseña a no apegarnos a nuestros pensamientos o emociones y, en cambio, a observarlos sin juzgarlos.

Con el tiempo, al aprender a notar y aceptar nuestras emociones en lugar de reprimirlas o reaccionar impulsivamente, gradualmente adquirimos más control sobre ellas.

Aprende algunas prácticas para ser más responsable afectivamente

Aprenda a desarrollar una comunicación asertiva

No hay una respuesta única para esta pregunta, ya que la mejor manera de aprender a comunicarse de forma asertiva y a ser más responsable afectivamente variará en función de su personalidad individual y su estilo de comunicación. Sin embargo, he aquí algunos consejos que pueden ayudar:

  • Empiece por identificar sus factores desencadenantes: ¿qué le hace sentir que necesita comunicarse de forma más agresiva? Por ejemplo, ¿se siente enfadado o frustrado cuando alguien se cuela en la fila, o cuando alguien no parece escucharle?
  • Practique cómo expresarse con calma y claridad. Puede ser útil practicar cómo expresarse con calma y claridad, incluso cuando no se sienta enfadado o frustrado. Esto le ayudará a desarrollar el hábito de comunicarse de forma asertiva, en lugar de hacerlo de forma inapropiada
El divorcio y los daños emocionales

Aprenda a establecer acuerdos con los miembros de su familia

El primer paso es tener claro lo que quiere.

  • ¿Cuáles son sus aspectos no negociables?
  • ¿Cuáles son las cosas más importantes para usted en sus relaciones familiares?

A continuación, piense en lo que quieren las otras personas.

  • ¿Qué es importante para ellos?
  • ¿Cuáles son aquellas cuestiones que más les preocupan?

Una vez que tenga una buena comprensión de los deseos y necesidades de ambas partes, será mucho más fácil llegar a un acuerdo.

Ambas partes deben estar dispuestas a comprometerse y estar abiertas a nuevas ideas. Es importante comunicarse abierta y honestamente, y ser siempre respetuoso con los sentimientos de la otra persona.

Si ambas partes pueden hacer esto, ¡establecer acuerdos con las personas de nuestra familia debería ser pan comido!

Una relación sana se constituye con responsabilidad afectiva mutua

Una relación sana siempre implica a dos personas que se comprometen a trabajar y a hacer que las cosas duren, no reduciendo su vínculo solo a las relaciones sexuales.

comprender las emociones del cónyugue

No se trata de que una persona ponga todo el esfuerzo mientras la otra se sienta a disfrutar del paseo; ambos individuos deben invertir para que la relación florezca y crezca.

Una forma de saber si una relación va en una dirección saludable es observar cómo maneja cada persona los conflictos.

Las parejas sanas pueden estar en desacuerdo sin atacarse ni insultarse; son capaces de tener discusiones constructivas en las que ambas partes se sienten respetadas y escuchadas.

Si usted o su amante no pueden mantener una conversación civilizada sin que las cosas se conviertan rápidamente en una discusión total, eso suele ser una señal de que la relación no es tan sana como debería ser.

Podría Interesarte...  Depresión prenatal: Síntomas, tratamiento y pronóstico

Cualquier relación tendrá complicaciones eventualmente

Las eventuales complicaciones en las relaciones entre individuos pueden superarse manteniendo una comunicación eficaz, respetando las diferencias de cada uno y siendo conscientes de lo que siente el otro.

La comunicación efectiva implica tanto escuchar como hablar con eficacia, de modo que ambas partes se sientan escuchadas y comprendidas.

El comportamiento respetuoso incluye tratar a la otra persona con amabilidad y comprensión, y no incurrir en comportamientos perjudiciales como el abuso verbal o la negligencia.

Por último, la atención plena significa ser consciente de nuestros propios pensamientos y sentimientos, así como de los de la otra persona, con el fin de tomar decisiones que sean las mejores para las dos personas implicadas.

el chantaje emocional o gaslighting

Cualquier acción personal siempre tendrá una consecuencia

Debe tener siempre muy en claro que cualquier acción personal siempre tendrá una consecuencia. Por eso es tan importante pensar detenidamente antes de actuar y elegir sabiamente.

Cada decisión que tomamos tiene el potencial de llevarnos por un camino u otro, y las consecuencias de nuestras elecciones pueden ser de gran alcance.

Entonces, ¿cómo podemos tomar buenas decisiones? Tenemos que ser honestos con nosotros mismos y considerar todos los posibles resultados de nuestras acciones antes de llevarlas a cabo.

También debemos ser conscientes de nuestras motivaciones: ¿actuamos por amor o por miedo? Y, por último, tenemos que permanecer en el momento presente, y centrarnos en lo que está ocurriendo ahora mismo en lugar de preocuparnos por lo que pueda ocurrir en el futuro.

Sea directo y claro en su comunicación familiar

La comunicación directa y clara, también llamada comunicación asertiva, en las familias puede ser difícil, pero es importante. Una forma de empezar es identificar lo que quiere decir antes de decirlo. Esto le ayudará a mantenerse en el camino y a articular sus pensamientos con mayor claridad.

manipulación y chantaje afectivo

También puede ser útil practicar cómo decir lo que quiere en voz alta, en la intimidad de su propia casa. Esto le ayudará a sentirse cómodo comunicando sus necesidades y deseos abiertamente.

Por último, intente no tomarse las cosas demasiado a pecho. La comunicación familiar puede ser a menudo confusa, pero en última instancia, sus seres queridos sólo están tratando de entenderle lo mejor que pueden.

Habitúese a establecer acuerdos y límites familiares

Al establecer acuerdos y límites familiares, puede crear una base de confianza y comunicación asertiva que beneficiará a su familia durante años, mejorando la responsabilidad afectiva familiar.

Algunos consejos básicos para crear acuerdos y límites familiares eficaces son:

  1. Llegue a un acuerdo sobre cuáles son las reglas. Base de cualquier comunicación asertiva, esto podría incluir cosas como las horas de silencio nocturno, los niveles aceptables de ruido o las tareas que deben realizarse cada semana. Esto ayudará mucho a ser responsable afectivamente.
  2. Asegúrese de que todos los miembros de la familia conocen las normas y tienen la oportunidad de aportar su opinión. Esto ayudará a garantizar que todos estén de acuerdo con las normas y se sientan parte del proceso.
  3. Ponga las normas por escrito y colóquelas donde todos puedan verlas. Esto ayudará a recordar a todos lo que se espera de ellos.
  4. Haga cumplir las normas de forma coherente. Esto ayudará a crear una sensación de confianza y seguridad en su hogar.
  5. También es importante ser flexible con las reglas según sea necesario. La vida sucede y a veces puede ser necesario flexibilizar un poco las reglas. Sólo asegúrese de que cualquier cambio sea acordado por todos los miembros de la familia involucrados.

Aprende a decir «no»: La importancia de poner límites en la pareja

Es importante aprender a poner límites a nuestra pareja para poder mantener relaciones sanas y equilibradas que puedan estimular la responsabilidad afectiva sin afectar sino potenciando el amor romántico en la misma.

Decir que no es una parte esencial del establecimiento de límites en una relación afectiva fundada en la responsabilidad afectiva, y puede ser difícil de hacer al principio. Sin embargo, con la práctica, resulta más fácil.

ruptura de matrimonios

Hay algunas cosas que hay que tener en cuenta a la hora de aprender a decir no para establecer límites en nuestras relaciones:

  1. Asegúrese de que está escuchando sus propias necesidades y deseos, no sólo los de su pareja. Es importante que cuide de sí mismo en primer lugar.
  2. Sea claro y firme con sus límites. Haga saber a su pareja con qué no se siente cómoda y por qué. Esto le ayudará a entender dónde está usted de la que viene.
  3. Practique decir no en otras áreas de su vida para sentirse más cómodo con ello. Esto le ayudará a sentirse más seguro a la hora de establecer límites con su pareja.
  4. Recuerde que establecer límites no consiste en intentar controlar a su pareja o evitar que haga algo que quiere hacer. Se trata de cuidarse a sí mismo y crear una relación sana y equilibrada.

La responsabilidad afectiva en la pareja

Cuando dos personas tienen una relación, una de las cosas más importantes es ser emocionalmente responsables y desarrollar una buena responsabilidad afectivo, el uno para otro. Aprender a pedir perdón ante el error personal es esencial.

Esto significa que cada persona se ocupa de sus propias emociones, pero también reconoce cuando la otra persona se siente mal y hace un esfuerzo para ayudar a animarla.

Es crucial tener responsabilidad afectiva para mantener una relación sana y feliz. Cuando ambos miembros de la pareja son emocionalmente responsables, se crea una atmósfera de confianza y comprensión.

Y permite que cada persona se sienta cómoda abriendo su corazón, sabiendo que su pareja estará ahí para ellos.

Prácticas que no son afectivamente responsables

Una práctica que no es emocionalmente responsable es el gaslighting. El gaslighting es una forma de abuso emocional en la que el abusador manipula la información para hacer que la víctima dude de su propia memoria, percepción y cordura.

El gaslighting puede ser muy perjudicial para las víctimas y puede hacer que se sientan locas, paranoicas y deprimidas.

personalidades tóxicas en las relaciones

Otra práctica que no es emocionalmente responsable es el chantaje emocional. El chantaje emocional se produce cuando una persona amenaza con perjudicar a otra emocional o económicamente si no hace lo que quiere.

La persona chantajeada puede sentir que está atrapada y que no tiene más remedio que cumplir con las exigencias del chantajista.

¿Qué es el "gaslighting"?

El gaslighting es una técnica de manipulación empleada por los maltratadores, los machistas patológicos y los narcisistas para infundir en sus víctimas una sensación de extrema ansiedad y confusión.

Funciona haciendo que la víctima dude de su propia memoria, percepción y cordura. El maltratador utilizará a menudo la negación, la contradicción y la culpa para hacer que la víctima se cuestione su propia cordura.

Una buena analogía para el gaslighting es pensar en él como una forma de guerra psicológica. Está diseñada para desestabilizar a la víctima y socavar su confianza en sí misma.

Podría Interesarte...  Cómo distinguir la depresión de la tristeza

En última instancia, el objetivo es hacer que la víctima esté tan insegura de sí misma que se vuelva completamente dependiente del maltratador.

¿Cómo aprender a protegerse del gaslighting?

No hay una única respuesta a esta pregunta, ya que la mejor manera de protegerse del gaslighting variará según el individuo y la situación. Sin embargo, algunos consejos generales que pueden ser útiles incluyen:

  1. Ser consciente de los signos del gaslighting y ser capaz de identificarlos cuando se producen.
  2. Mantener un sentido de autoconciencia y conocer las propias verdades, valores y límites.
  3. Contar con una sólida red de apoyo de familiares y amigos que puedan proporcionar validación y responsabilidad.
  4. Practicar rituales de autocuidado, como la atención plena o el yoga, para ayudar a mantener los pies en la tierra.
  5. Buscar ayuda profesional si es necesario.

¿Es víctima de un secuestro emocional?

No hay una respuesta única para esta pregunta, ya que los signos y síntomas del secuestro emocional varían según el individuo porque no todas las patologías derivadas de la responsabilidad afectivas son idénticas.

Sin embargo, algunos signos generales que pueden indicar que usted es víctima de un secuestro emocional incluyen el sentirse aislado de sus amigos y familiares, experimentar cambios de humor o de comportamiento y sentir que está siendo vigilado o monitoreado.

Obtener ayuda profesional puede ser un paso importante para recuperar su vida y volver a vivir lo mejor posible.

El problema de la ambivalencia afectiva

La ambivalencia afectiva es un término psicológico utilizado para describir la experiencia de sentir simultáneamente emociones negativas y positivas hacia alguien o algo.

A menudo se piensa que es una fuente de angustia en las relaciones porque puede dar lugar a mensajes contradictorios y a la incertidumbre sobre lo que uno debe sentir.

La ambivalencia afectiva puede estar causada por una serie de factores, como experimentar señales contradictorias de alguien que nos atrae, que nos gusten y odiemos aspectos de la misma persona o que sintamos tanto amor como odio por nuestros padres.

Se cree que la ambivalencia afectiva desempeña un papel en algunas formas de psicopatología, como el trastorno límite de la personalidad.

El poliamor como forma de relación

El poliamor es la práctica de tener múltiples vínculos afectivos y románticos con el consentimiento de todas las partes implicadas.

Los vínculos poliamorosos pueden adoptar diversas formas, desde las relaciones abiertas en las que todos los miembros de la pareja son libres de salir con otras personas ajenas a los vínculos, hasta acuerdos más cerrados en los que las parejas son monógamas pero permiten que sus compañeros tengan también otras relaciones románticas.

Lo importante es que todos los implicados hayan consentido el acuerdo y se sientan cómodos y felices con él.

Esta forma de relacionarse no es para todo el mundo, pero para los que están interesados en él, puede ser una forma de vida gratificante. Puede proporcionar una mayor sensación de intimidad y conexión con los demás, así como una sensación de libertad y flexibilidad.

Responsabilidad afectiva y poliamor

No hay una única respuesta a esta pregunta, ya que el enfoque que adopte para lograr la responsabilidad afectiva será diferente dependiendo de su propia dinámica y acuerdos vinculares. Sin embargo, he aquí algunos consejos generales:

  1. Comuníquese abierta y honestamente con sus parejas compañeras sobre cómo se siente, tanto lo bueno como lo malo. Esto incluye compartir sus sentimientos de felicidad, cuidado mutuo, amor y placer, así como aquellos relacionados con la ansiedad, inseguridad y celos.
  2. Sea consciente de cómo sus acciones afectan a sus parejas. ¿Está siendo respetuoso con su tiempo, su espacio y sus necesidades? ¿Se está comunicando eficazmente y cumpliendo los acuerdos que ha hecho?
  3. Cuide de sí mismo tanto física como emocionalmente. Haga algo cada día que le haga feliz, que consolide su amor propio y asegúrese de descansar lo suficiente y hacer ejercicio.
  4. Tenga paciencia. Construir una responsabilidad afectiva o reparar los vínculos sexoafectivos requiere tiempo, acuerdos mutuos, esfuerzo y paciencia. No es algo que ocurra de la noche a la mañana, pero con dedicación y perseverancia, es definitivamente alcanzable.
  5. La responsabilidad afectiva fundada en el cuidado mutuo es un componente clave para el éxito de las relaciones de este tipo.

¿El poliamor es garantía de felicidad?

No, el poliamor no es una garantía de felicidad. Sin embargo, puede ofrecer un estilo de vínculo mucho más satisfactorio y feliz que la monogamia tradicional para aquellos que estén abiertos a ello.

El poliamor se basa en la idea de que se puede amar a varias personas de forma simultánea y honesta, y de que todos los implicados en la relación son conscientes del acuerdo y lo aceptan.

Este tipo de vínculo puede ser mucho más satisfactorio que la monogamia porque permite una mayor intimidad, comunicación y honestidad. También ofrece oportunidades para una mayor variedad de experiencias y conexión con otras personas.

¿Existen relaciones libres sin esta responsabilidad?

No, las relaciones libres no son posibles sin responsabilidad afectiva. Para que dos o más personas tengan una relación libre, tendrían que estar emocionalmente desvinculadas la una de la otra.

Cuando estamos apegados emocionalmente a alguien, tenemos una responsabilidad afectiva hacia ellos. Esto significa que somos responsables de nuestras emociones y de cómo tratamos a la persona que amamos.

Siempre debemos intentar ser amables y comprensivos con la persona que amamos, incluso cuando no estemos de acuerdo con ella.

Aprenda a liberar emociones: 4 claves

Cuando se trata de liberar las emociones, hay cuatro claves que pueden ayudarle a hacerlo con eficacia:

Paso 1

Toma de Conciencia

El primer paso es tomar conciencia de la emoción que está sintiendo. Esto puede parecer obvio, pero a menudo embotellamos nuestras emociones sin darnos cuenta. Una vez que sea consciente de la emoción, tómese un momento para etiquetarla. Esto le ayudará a entender mejor lo que está sintiendo y por qué.

paso 2

Tómese un momento para respirar

La segunda clave es respirar. Cuando nos sentimos emocionados, nuestra respiración tiende a ser poco profunda y rápida. Respirar profunda y lentamente puede ayudarnos a calmarnos y a manejar mejor nuestras emociones.

paso 3

Aprenda a soltar

La tercera clavees dejarse llevar. Esto puede ser difícil, pero es esencial si quiere liberar la emoción. Dejar ir significa aceptar que la emoción existe y luego hacer todo lo posible por seguir adelante.

paso 4

Aprenda a expresarse

La cuarta clave es expresar la emoción. Esto puede hacerse de varias maneras, como escribiendo en un diario, hablando con un amigo o terapeuta, practicando estrategias de comunicación asertiva o incluso cantando o bailando.

La responsabilidad emocional en el feminismo

Una forma de desarrollar la responsabilidad afectiva en el feminismo es empezar por mirar hacia dentro. Pregúntese qué estado emocional le atrae y por qué.

  • ¿Disfruta sintiéndose enfadada e indignada?
  • ¿Siente que se encuentra en una relación fundada en el amor romántico?
  • ¿Siente que le da una sensación de propósito o de poder?
Podría Interesarte...  Cambios hormonales posparto: Aprenda a manejarlos

Si es así, es importante que se pregunte si son emociones saludables para que las cultive y pueda volverse más eficiente en su responsabilidad afectiva y para ser responsable afectivamente.

También es importante ser honesto sobre las formas en que a veces utilizamos nuestra ira como una forma de evitar nuestros propios sentimientos.

Por ejemplo, si nos sentimos tristes o asustados, podemos enfadarnos para evitarlos. Si podemos ser conscientes de estos patrones, podemos empezar a romperlos y desarrollar formas más responsables de relacionarnos con nuestras ellas.

Los jóvenes y la responsabilidad afectiva

Hoy en día, a menudo se considera a los jóvenes como irresponsables emocionalmente pero deben aprender a hacerse cargo de sus emociones pues a ellos les compete también la responsabilidad afectiva.

Esto es especialmente cierto cuando se trata de relaciones; muchos jóvenes parecen estar más interesados en divertirse y pasarlo bien que en cuidar los sentimientos de sus parejas.

Como resultado, hay mucho drama y desamor en el mundo de las citas de los adolescentes.

cómo afecta la responsabilidad afectiva en la emocionalidad de los adolescentes

Es importante recordar que los jóvenes aún están aprendiendo a manejar sus emociones. Puede que no siempre sepan cómo afrontar las situaciones difíciles, o que cometan errores porque todavía están averiguando las cosas.

Eso no significa que sean malas personas, sólo significa que necesitan cierta orientación y apoyo de los adultos que se preocupan por ellos.

¿Qué me aporta enmarcar mi relación en términos de responsabilidad?

Enmarcar su relación romántica en términos de responsabilidad emocional es una forma poderosa de aumentar su conciencia de conexión, compromiso e intimidad, potenciando el cuidado mutuo y formas de amor romántico.

También puede ayudarle a cuidarse mejor a sí mismo y a su compañero o compañera, y a resolver los conflictos con mayor eficacia.

Cuando piensa en su relación en términos de responsabilidad afectiva, esencialmente está aceptando ser responsable de sus propias emociones y de las de su partenaire.

Esta puede ser una forma muy liberadora de pensar en el amor, ya que desplaza el enfoque de la culpa hacia la comprensión. También le permite adoptar un papel más proactivo en la creación de una relación sana, de cuidad mutuo, expresión de amor romántico y satisfactoria.

¿Eres la persona tóxica en una relación?

Puede ser difícil admitir que usted es el tóxico en una relación. Sin embargo, es importante que asuma la responsabilidad de sus acciones y busque ayuda si la necesita pues puede estar sufriendo un problema de salud mental subyacente. Si no está seguro de cómo empezar a cambiar su comportamiento, aquí tiene algunos consejos:

  • Haga una lista de las cosas que debe cambiar en su relación afectiva y trabaje para abordarlas una por una.
  • Aprenda a pedir perdón cuando haya faltado a la regla esencial del cuidado mutuo.
  • Hable con su pareja sobre lo que está haciendo y por qué quiere cambiar. Pida su apoyo para que le ayude a cumplir sus objetivos y, repetimos, no tema pedir perdón.
  • Busque ayuda profesional si es necesario. Un terapeuta puede ayudar a guiarle en el proceso de cambiar su comportamiento y mejorar sus relaciones.
  • Las relaciones tóxicas pueden ser muy perjudiciales, tanto para las personas implicadas como para sus relaciones con los demás. Si cree que puede estar en una relación tóxica, es importante que busque ayuda de inmediato.

Enmarcar las relaciones románticas en términos de responsabilidad emocional es una forma poderosa de aumentar los sentimientos de conexión, compromiso e intimidad.

También puede ayudar a resolver los conflictos de forma más eficaz. Cuando piensa en su relación en estos términos, básicamente está aceptando ser responsable de su propia responsabilidad afectiva y de la de su pareja.

¿Nos da miedo a estar comprometidos en pareja?

Nos da miedo estar comprometidos como pareja porque significa que nos estamos comprometiendo el uno con el otro. Estamos haciendo la promesa de que estaremos el uno para el otro, pase lo que pase. Y eso es un pensamiento que asusta a algunas personas.

También da miedo pensar en el futuro y en todas las cosas que podrían pasar. ¿Y si nuestra relación no funciona? ¿Y si uno de nosotros muere? Todos estos son miedos válidos, pero no significan que no debamos comprometernos.

El compromiso es un símbolo de esperanza. Demuestra que creemos en nuestra relación y que queremos que dure. Es un recordatorio de que, pase lo que pase en el futuro, siempre nos tendremos el uno al otro.

¿El ghosting es lo mismo que la responsabilidad emocional?

En su forma más simple, el ghosting es cuando alguien con quien ha estado saliendo o hablando desaparece de repente sin ninguna explicación. El ghosting puede adoptar muchas formas: desde terminar una conversación de texto de repente, hasta cortar toda la comunicación sin previo aviso, pasando por no iniciar nunca el contacto.

Se trata como la otra cara de la misma moneda: la otra cara de la responsabilidad afectiva en las relaciones interpersonales.

Consejos finales a tener en cuenta sobre la responsabilidad emocional

La capacidad de ser emocionalmente responsable es clave en cualquier relación. Aprender a responsabilizarte de tus propias emociones y navegar a través de conversaciones y situaciones difíciles puede hacer o romper una relación.

También es importante ser consciente de los peligros de caer en la trampa de las personas tóxicas, que pueden manipularte y controlarte si no tienes cuidado.

Por último, es crucial saber cómo protegerse de los secuestros emocionales o las manipulaciones de los demás.

Si puedes poner en práctica estos consejos, estarás en camino de tener relaciones sanas y duraderas, basadas en la confianza y el respeto mutuo.

Referencias

Libros y artículos de investigación

  • "Inteligencia emocional juvenil e infantil", Lantier, Linda, Editorial Aguilar.
  • "Mala mujer", Noemí Casquet, Editorial Lunwerg del Grupo Planeta.
  • "The Sexually Dominant Woman: a Workbook for Nervous Beginners", Lady Green, Greenery Press.
  • "The Compleat Spanker", Lady Green, Greenery Press.
  • "What Emotional Responding Is to Blame It Might Not Be to Responsibility", R. J. R. Blair, Johns Hopkins University Press.
  • "Social Emotional Learning in High School: How Three Urban High Schools Engage, Educate, and Empower Youth", MarYam G. Hamedani, Xinhua Zheng y Linda Darling-Hammond, Universidad de Stanford.

Sobre el autor:

Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Kennedy, Buenos Aires, Argentina. También tengo un postgrado de especialización en clínica psicoanalítica. Además, completé un postgrado en Clínica Sistémica en Alternativa Sistémica, Dirigida por el Dr. Jorge Rocco. Tengo estudios de teología donde he alcanzado una Diplomatura en Teología por la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, Buenos Aires, Argentina. En mi práctica clínica realizo un trabajo de síntesis psicológico-filosófico y espiritual, a través de la teología cristiana, que me ayuda a realizar un abordaje integral de la problemática y los padecimientos del ser humano.

Lic. Myrian Pereyra

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}