Depresión prenatal: Síntomas, tratamiento y pronóstico

A diferencia de la depresión posparto, la depresión durante el embarazo es una condición causada por la anticipación de estar embarazada o por lo que se siente al estarlo. La depresión durante el embarazo puede tener un efecto emocional y físico en la madre y en el feto, lo que puede provocar riesgos para el niño. La mejor manera de prevenir la depresión durante el embarazo es hablar de sus preocupaciones con su médico antes de concebir y consultar, en todo caso, con un médico psiquiatra. La depresión durante el embarazo puede ponerla en riesgo de provocar un parto prematuro, por lo que es importante que las madres eviten este resultado buscando la ayuda de un profesional calificado.

La Dra. Belisse García-Godos Castro explica qué es la depresión perinatal (fuente)

Si está embarazada y deprimida, debes saber que hay ayuda. Hable con su médico sobre los diferentes tipos de terapia disponibles que pueden ayudar a mejorar su estado, así como a dejar que otras influencias positivas entren en su vida. Si cree que alguien cercano a usted puede estar sufriendo una depresión prenatal, sea paciente con ella e intente mostrarle apoyo ante sus problemas siempre que sea posible.

Síntomas de la depresión prenatal

Uno de los síntomas más comunes de la depresión durante el embarazo es un miedo constante e intenso a que le pase algo a su hijo. Pueden aumentar también los riesgos de que el niño desarrolle depresión durante su infancia. También puede experimentar sentimientos de culpa e inadecuación. Estos son otros posibles síntomas de la depresión durante el embarazo:

  • Tener pensamientos sobre la muerte o suicidio.
  • Tener pensamientos relacionados con hacerse daño a sí misma o al bebé.
  • Cambios de peso.
  • Pérdida de interés en actividades que antes le daba placer realizarlas.
  • Apetito anormal, es decir, aumento o disminución del mismo.
  • Estar muy nerviosa o ansiosa.
  • Molestias corporales como dolores articulares o musculares.
  • Problemas digestivos inespecíficos.
  • Patrones de sueño pueden alterados.
  • Puede estar tan cansada que tiene poca energía para realizar las tareas habituales.
  • No puede concentrarse ni tomar decisiones.

La depresión durante el embarazo puede repercutir en el bienestar físico tanto de la embarazada como del feto. Es importante ser consciente de todos los posibles síntomas. El primer paso para prevenir la depresión durante el embarazo es hablar de sus sentimientos con su médico antes de concebir. También debe informarle de si tiene algún historial de problemas mentales, como trastornos de ansiedad, trastornos alimentarios, fobias particulares, etc., porque estas afecciones pueden reaparecer de alguna forma durante el embarazo.

Podría Interesarte...  Personas tóxicas: 7 infalibles maneras de lidiar con ellas
Tratamiento médico de la depresión perinatal

El parto prematuro es extremadamente común con la depresión no tratada; sepa que esto es algo que requiere asistencia de su médico. Además, si alguna vez ha tomado un medicamento antidepresivo cuando no se lo han recetado, hágaselo saber también a su médico.

Se trata de una afección grave que requiere la atención tanto de la madre como de su médico para evitar cualquier problema tanto con el feto como con la mujer embarazada.

¿Qué es la depresión en el embarazo?

La forma más común de depresión en el embarazo se llama "depresión posparto". La depresión posparto afecta a las madres que acaban de dar a luz. Los síntomas, que incluyen tristeza, pérdida de libido, ansiedad, ira y culpabilidad, se deben a los cambios hormonales que se producen tras el parto. La depresión puede tratarse con terapia o con medicamentos antidepresivos, según lo considere su médico tratante.

Una forma menos común de depresión que puede darse durante el embarazo es la depresión "prenatal" o "perinatal". La depresión prenatal se produce antes de que nazca el bebé y la perinatal se produce en torno al momento del parto. Algunas mujeres con depresión prenatal o perinatal pueden no mostrar ningún síntoma, pero otras pueden sentirse solas o aisladas, pueden tener una baja autoestima. Las mujeres con depresión prenatal no tratada tienen más probabilidades de tener bebés más pequeños, que corren un mayor riesgo de tener bajo peso al nacer, ser prematuros o morir. Es importante que las mujeres embarazadas conozcan los síntomas de la depresión prenatal para que puedan recibir ayuda antes del nacimiento del bebé.

El embarazo también puede provocar muchos cambios en el cuerpo de la mujer que pueden dar lugar a sentimientos de tristeza o pena. Estos cambios incluyen la forma y el tamaño cambiantes de su vientre, así como los cambios hormonales que se producen después del parto. Es habitual que las mujeres sientan tristeza por los cambios de su cuerpo durante el embarazo, pero estos sentimientos suelen desaparecer una vez que nace el bebé. A veces, las mujeres pueden seguir sintiéndose tristes por su cuerpo después del parto incluso después de recibir tratamiento para la depresión prenatal.

Efectos de la depresión durante el embarazo

La depresión durante el embarazo es común pero tratable. No se sabe exactamente cuántas mujeres experimentan depresión durante el embarazo, pero los expertos sugieren que una de cada diez madres embarazadas tendrá síntomas de algún tipo de depresión. A los médicos les resulta difícil determinar si los síntomas depresivos de una mujer están relacionados con su embarazo o si ya existían antes de estar embarazada. Afortunadamente, hay una serie de cosas que una mujer puede hacer para mejorar su estado de ánimo y evitar la depresión durante el embarazo.

Formas de prevenir la depresión durante el embarazo 

Hay algunas formas estupendas de prevenir la depresión durante el embarazo. En primer lugar, puede hablar con su médico al respecto antes de concebir. Asegúrese de decirle al médico que tanto la madre como el bebé por nacer corren el riesgo de sufrir complicaciones si no toman medidas para ayudar a controlar la enfermedad. En segundo lugar, intente mantener una dieta saludable, hacer ejercicio con regularidad y evitar el exceso de cafeína. Por último, programe tiempo para relajarse cada día escuchando música, leyendo un libro o hablando con amigos por teléfono.

Podría Interesarte...  10 consejos para lidiar con la depresión posparto

Características de la depresión prenatal

  • Los estados de ánimo deprimidos son comunes durante el embarazo.
  • Las mujeres que han tenido depresión en el pasado son más propensas a tener una recurrencia.
  • La buena noticia es que hay muchos tratamientos para la depresión durante el embarazo.
  • Los medicamentos como los ISRS, o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, se encuentran entre las mejores opciones, pero siempre debe evaluarse el beneficio frente a los posibles riesgos para el bebé. Algunos antidepresivos pueden utilizarse de forma segura, siempre que su médico psiquiatra así lo considere, cuando son necesarios para tratar la depresión de una mujer embarazada.
  • Muchas mujeres deprimidas durante el embarazo no han recibido el tratamiento adecuado hasta después del parto, lo cual genera un problema posterior cuando el niño ya ha nacido.

Consejos para que las mujeres embarazadas con depresión controlen su estado

Por suerte, hay una serie de cosas que una mujer puede hacer para mejorar su estado de ánimo y evitar la depresión durante el embarazo. Entre ellas, comer bien, hacer ejercicio, tomar vitaminas y suplementos prenatales , reducir la cafeína y otros estimulantes, descansar mucho y evitar el estrés en la medida de lo posible.

Práctica de yoga para moderar la depresión perinatal

Si tiene alguna preocupación sobre su salud mental o emocional , hable con su médico lo antes posible para que puedan trabajar juntos en la prevención de los efectos negativos que la depresión durante el embarazo tiene tanto para la madre como para el niño. Si está embarazada y tiene depresión, hay algunas cosas que puede hacer para mantenerse sana y hacer frente a la depresión.

  1. Hable con su médico. Esta es la mejor manera de ayudarse a sí misma y a su hijo por nacer. Su médico puede ayudar a encontrar la medicación adecuada para usted, lo que puede conducir a una mejor salud emocional.
  2. Duerma mucho. Intente no continuar con ningún horario de sueño que le haga despertarse o acostarse tarde por la noche. No pasa nada si esto significa que no duerme tanto por noche como de costumbre. Su seguridad es más importante que el número de horas que duerme cada día.
  3. Manténgase activa. Si es posible, intente hacer algo físico todos los días como dar un paseo o hacer ejercicio conde la empresa.
  4. Coma alimentos saludables. Esto puede ayudar a reducir su depresión y hacer que se sienta mejor. Si es posible, coma a la misma hora todos los días para mantener su reloj corporal en marcha. Intente evitar la comida basura que le hace sentirse mal o emocionalmente peor después de comerla.
  5. Beba mucha agua cada día, pero no demasiada a la vez. Beber suficiente agua es importante para los bebés por nacer porque necesitan líquidos para crecer adecuadamente. Sin embargo, beber demasiada agua de golpe puede ser peligroso para las mujeres embarazadas con depresión severa, ya que provoca niveles bajos de sodio en la sangre (también llamado hiponatremia). Puede ayudar a prevenir este efecto secundario no bebiendo más de un litro de agua por hora cuando empiece a hacerlo. 

¿Cómo puedo encontrar un médico especializado en el tratamiento de enfermedades mentales durante el embarazo?

La mejor manera de encontrar un médico especializado en el tratamiento de enfermedades mentales durante el embarazo es pedirle a su médico habitual que la derive. También puede buscar médicos especializados en este tipo de tratamiento haciendo una búsqueda en Internet o en la cartilla de prestadores de su sistema de salud.

Podría Interesarte...  Fibromialgia: 10 Nuevos tratamientos que generan esperanza

¿Cómo debo hablar de mis síntomas con mi médico?

Si ha tenido síntomas de depresión durante su embarazo, la primera persona con la que debe hablar es su médico de atención primaria. Su médico puede descartar otras causas de sus síntomas y luego decidir si es conveniente remitirla a un especialista.

Además de hacerla sentir peor, se ha demostrado que las enfermedades mentales no tratadas durante el embarazo tienen efectos negativos tanto en la salud de la madre como en la del niño

¿Hay algún tipo de tratamiento en particular que funcione mejor que otros?

Los tipos de tratamiento más comunes para las mujeres embarazadas deprimidas son la terapia y la medicación. La terapia puede consistir en una terapia de conversación o en clases de crianza diseñadas para madres que están pasando por una depresión durante el embarazo.

Si la terapia no funciona: ¿qué medicamentos están disponibles para el tratamiento?

Si la terapia no funciona, los antidepresivos son la siguiente opción. Los tipos más comunes de medicamentos antidepresivos utilizados durante el embarazo son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) y los inhibidores selectivos de la recaptación de norepinefrina (IRSN).

¿Cuál es la eficacia del tratamiento?

Alrededor del 90% de las mujeres que reciben tratamiento para la depresión durante el embarazo experimentan una mejora y cerca del 80% reducen sus síntomas.

La importancia de buscar tratamiento antes de concebir un hijo si se sufre de depresión

La depresión puede llegar a ser una enfermedad grave, pero tratable. El embarazo puede provocar una depresión o empeorar la existente en algunas mujeres. Lo más importante es que busque tratamiento antes de concebir un hijo si sufre depresión. Busque tratamiento antes de concebir un hijo si sufre depresión para evitar estos efectos negativos.

Consejos y recomendaciones finales

No podemos controlar los acontecimientos de nuestra vida, pero sí podemos controlar cómo reaccionamos.

  • Las personas deprimidas son más propensas a experimentar una crisis de salud mental porque no sienten que tienen control sobre su vida.
  • Si se siente deprimida y fuera de sí, necesita hablar con alguien, ya sea un familiar, un amigo o un profesional médico psiquiatra.
  • El médico puede ayudarte con las opciones de tratamiento que mejor te funcionen.
  • El primer paso para deshacerse de la depresión es averiguar cuál es el problema subyacente. Esto lo puede lograr con la ayuda de un buen psicoterapeuta.
  • Para controlar su estado de ánimo y la depresión, es importante encontrar algo que le guste hacer.
  • Su estado de ánimo y su visión de la vida afectan a su capacidad para funcionar como madre y establecerán las bases de la relación con su hijo.
  • El estrés puede tener muchos efectos en usted, tanto física como mentalmente, incluyendo el aumento de la ansiedad, la depresión y otros problemas psicológicos. También aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes, derrames cerebrales, infertilidad, trastornos del sueño, dolores de cabeza, problemas de memoria y problemas gastrointestinales.
  • Las investigaciones han demostrado que las mujeres que afrontan el estrés mediante el ejercicio son menos propensas a la depresión. La actividad física puede ayudar a sentirse mejor al mejorar la circulación y reducir la tensión, con lo que se reduce la presión arterial.

Sobre el autor:

Soy Licenciada en Psicología por la Universidad Kennedy, Buenos Aires, Argentina. También tengo un postgrado de especialización en clínica psicoanalítica. Además, completé un postgrado en Clínica Sistémica en Alternativa Sistémica, Dirigida por el Dr. Jorge Rocco. Tengo estudios de teología donde he alcanzado una Diplomatura en Teología por la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino, Buenos Aires, Argentina. En mi práctica clínica realizo un trabajo de síntesis psicológico-filosófico y espiritual, a través de la teología cristiana, que me ayuda a realizar un abordaje integral de la problemática y los padecimientos del ser humano.

Lic. Myrian Pereyra

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}